A la plaza y la policlínica nuevas, le sumamos el Centro Cívico Luisa Cuesta

Nada fue de regalo. A las demandas de los vecinos, los presupuestos participativos, siempre insuficientes para las grandes transformaciones pero buenos indicadores de la voluntad popular, hay que agregarle la fuerza de las políticas públicas en favor de los que menos tienen. También la energía de hombres y mujeres comprometidos con ellas. Se puede seguir transformando Montevideo y tenemos cinco años más para continuar avanzando.

11

a

14

3 Centro Cívico Luisa Cuesta de Casavalle

1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s