Dos mujeres, una mujer

.

Las miniaturas pertenecen a la ciudad sagrada de Teotihuacán. Fue la primera ciudad planificada de Mesoamérica. A los lados de la Calzada de la Muerte, que termina en la Plaza y la Pirámide de la Luna, se encuentran las pirámides del Sol y la Serpiente Emplumada. Aún hoy, los que llegan a la cima de la pirámide del Sol tocan con el índice una pequeña piedra plateada para cargarse de energía.

“… Y toda la gente hizo adoratorios al Sol y la Luna. Después hicieron muchos adoratorios menores, allí hacían su culto y allí se establecían los sumos sacerdotes de toda la gente.  Así se decía Teotihuacán, porque cuando morían los señores, allí los enterraban.  Luego encima de ellos, construían pirámides que aún ahora están.”  Decayó en el 700-750 d.c.

2 comentarios sobre “Dos mujeres, una mujer

    1. Me hizo acordar al signo de géminis. Está en diálogo con la entrada anterior. La diversidad dentro de la unidad. Cada persona se desarrolla también en múltiples aspectos, ¿no?

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s